ALBA-TCP: Un esfuerzo por salir de la era del egoísmo

«¿Quién de nosotros no recuerda que el 14 de diciembre de 2004, durante la gala del Teatro Carlos Marx y Fidel, se colocó sobre el pecho de Chávez la Orden» Carlos Manuel de Céspedes «? Esta precisa y hermosa evocación fue compartida el 14 de diciembre. 2018 por el actual Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En palabras de él, entonces Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en la inauguración de la XVI Cumbre ALBA-TCP (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos), en la Sala de Protocolo. de Cubanacán, en La Habana, declaró que durante esta fundación el 14 de diciembre, “Fidel evocó lo que dijo Céspedes: ilustre maestro de la libertad (…)” ”.

“Ese 14 de diciembre nació el ALBA y que Cuba fue una fiesta”, subrayó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, para luego compartir dos preguntas esencialmente afirmativas: “¿Quién de nosotros puede olvidar las alegrías de este día en que Chávez y Fidel firmaron el nacimiento? certificado del nuevo proyecto de integración entre iguales? ¿Quién lo vivió, no se conmueve por el recuerdo de la hermandad de estos hombres que no solo tuvieron inmensos sueños, sino que les dieron nombres poéticos y los transformaron en realidades? ”.

f0034056
Chávez recibe la Orden “Carlos Manuel de Céspedes”. Foto: Estudios Revolución

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, fue el primero en formular la propuesta del ALBA. Lo hizo públicamente, en 2001, durante la Tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe. “Es de otra manera”, dijo el revolucionario excepcional; es investigación, porque la integración es ciertamente vital para nosotros: o nos adherimos o nos hundimos. Entonces elijamos las alternativas ”.

De la vorágine en el hemisferio de la década de 1990 – de esta fase de crisis que en 2017 fue calificada por el presidente bolivariano Nicolás Maduro Moros como “una década llamada perdida”, de desastre social en el continente americano (1) -, la lucha que dio a luz a ALBA nació.

El Alba, entonces decía Nicolás Maduro, nació de un nacimiento histórico a principios del siglo XXI; y vio la luz para llevar a cabo las ideas defendidas por los movimientos de izquierda del planeta contra el intento imperial de recolonizar los países de Nuestra América.

Nacimiento, el preciado dignatario venezolano, siempre ha tenido a Cuba como faro, como el norte de la brújula, y era la posibilidad de articular un nuevo pensamiento: nuevo porque pertenece al siglo XXI; en el momento de contener ideas de siglos, pero actuales, como las del Libertador Simón Bolívar.

En las horas de la XIV Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP -que se reunió en 2017 en Caracas, desde la sala Simón Bolívar del Palacio Presidencial de Miraflores-, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, entonces presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, dijo refiriéndose al ALBA que el nacimiento de este mecanismo de integración no habría sido posible cuando triunfó la Revolución Cubana: tenía que suceder, dijo Raúl, el 4 de febrero (4F) 1992 (levantamiento liderado por civiles y militares por Hugo Chávez ) y el triunfo de la Revolución Bolivariana, para que esa iniciativa de unidad pueda salir adelante.

f0034057
Seguía siendo ALBA pero ya no era una alternativa, sino una alianza. Foto: Estudios Revolución

En esta ocasión, reflexionando sobre Chávez y las complejas circunstancias de la Revolución emprendida por él, el camarada Raúl destacó una idea que también es válida para entidades como el ALBA: el líder bolivariano comprendió la importancia de la unidad para las profundas transformaciones que se emprenden en la nación. de América del Sur; «Construir la unidad es la tarea más importante de cualquier verdadera revolución», dijo Raúl, quien recordó que los revolucionarios suelen tener muchas ideas y visiones sobre lo que pueden ser los caminos, pero él hay que saber dejarlo a un lado, con modestia. , todo lo que nos divide y dispersa.

Para el futuro, firmada por Fidel y por Chávez, quedaron definidas las esencias de la Declaración Conjunta, fundacional del ALBA —fruto de un encuentro de los dos líderes en Cuba, quienes suscribieron el texto justamente a « los catorce días del mes de diciembre de dos mil cuatro».

Los dos dignatarios subrayaron en esta hora de nacimientos y amenazas que “el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) es la expresión más completa de los apetitos de dominación sobre la región y que, de entrar en vigencia, constituiría una profundización del neoliberalismo y esto crearía niveles sin precedentes de dependencia y subordinación.

De la misma forma, precisaron “que si la integración es, para los países de América Latina y el Caribe, condición imprescindible para aspirar al desarrollo en un contexto de creciente formación de grandes bloques regionales que ocupan posiciones predominantes en la economía mundial, un Integración basada en la cooperación, la solidaridad y la voluntad común de avanzar (…) hacia mayores niveles de desarrollo, que pueda satisfacer las necesidades y deseos de los países de América Latina y el Caribe y, al mismo tiempo, preservar su independencia, su soberanía y su identidad ”.

f0034058
Integración basada en la cooperación, la solidaridad y la voluntad común de avanzar. Foto: Estudios Revolución

“(…) Afirmamos que el principio cardinal que debe guiar al ALBA es la más amplia solidaridad entre los pueblos de América Latina y el Caribe. (…) En este sentido, coincidimos plenamente en que el ALBA no se llevará a cabo con criterios mercantilistas o intereses egoístas de lucro empresarial o interés nacional en detrimento de otros pueblos. Solo una amplia visión latinoamericana, que reconozca la imposibilidad de que nuestros países se desarrollen y sean verdaderamente independientes de manera aislada, podrá lograr lo que Bolívar llamó “(…) ver la formación de la nación más grande del mundo. Mundo en América, con excepción de su extensión y su riqueza sólo por su libertad y su gloria ”, y que Martí concibió como“ Nuestra América ”, para diferenciarla de la otra América, expansionista y con apetitos imperiales”.

Cuesta creer – dijo Díaz-Canel Bermúdez en su discurso del 14 de diciembre de 2018 – que todo sucedió en la mente del líder bolivariano en diciembre de 2001, con Venezuela bajo el impacto de un paro patronal que precedió al siguiente golpe de Estado. ‘etat:

“Luego de una larga noche de reflexión sobre qué alternativa oponerse al proyecto imperial del ALCA, aparece la luz del ALBA y con ella la idea. En Isla Margarita se estaba llevando a cabo una reunión de la Asociación de Estados del Caribe y Chávez anunció su proyecto. Fidel, que está allí, no solo aplaude con entusiasmo, sino que a su regreso a La Habana, escribe para pedir aclaraciones.

“Chávez admite que es solo la idea. Tres intensos años después, ante golpes, bloqueos y ataques de todo tipo, los dos firmarán la Declaración que dio origen al ALBA.

“Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América fue su primer nombre, porque era un proyecto de integración contra el Tratado de Libre Comercio.

f0034059
«(…) ver la formación de la nación más grande del mundo en América, menos por su tamaño y riqueza que por su libertad y gloria» Foto: Estudios Revolución

“Once meses después, en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina, el proyecto de alianza imperial, el ALCA, fue enterrado por los pueblos de la región, en un acto de rebelión y solidaridad, dirigido por Chávez, quien ya comprende de la historia continental.

“Cuando cumplió sus primeros cinco años en 2009, el significado de su primera letra cambió. Seguía siendo ALBA pero ya no era una alternativa, sino una alianza y con aportes de Bolivia se convirtió en ALBA-TCP ”.

«A los dos estados fundadores, uno de los cuales tiene el honor de representar, se unieron a Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves y Granada».

Es necesario defender, en las buenas y en las malas, la plena vigencia de la Alianza como espacio de resistencia, diálogo y lucha del que nos sentimos inseparables, dijo en su momento Díaz-Canel Bermúdez, quien destacó además que «ni por uno Olvidamos el momento más importante y vital de las tareas que compartimos: involucrarnos continuamente en la construcción, fortalecimiento y defensa de la unidad. Es nuestra posesión más preciada. Deuda con nuestros héroes y compromiso con nuestros hijos Como decía Fidel, «la era del egoísmo debe pasar «.

Nuestra América, soñada como una Patria que trasciende cualquier frontera concreta, sigue teniendo, a la luz redentora, unitaria y antiimperialista del ALBA-TCP, una necesidad histórica. Ha demostrado a lo largo del tiempo que puede hacer mucho como un verdadero mecanismo latinoamericano y caribeño, como un espacio efectivo de consulta, unidad, defensa de las causas más justas, integración, cooperación y solidaridad.

(1) Expresión del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en su discurso inaugural de la XIV Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP, realizada en Caracas, en marzo de 2017.

(Extracto del sitio web de la Presidencia)

Ver también:

III Clausura del Pleno del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas