Consternación en Granma por muerte de jóvenes profesores en grave accidente en Mayabeque

image_pdfimage_print

Tomado de Agencia Cubana de Noticias

Las máximas autoridades del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del gobierno del Territorio Oriental, así como los principales ejecutivos del sector, acompañan en su duelo a las familias y amigos de los preciosos jóvenes que perdieron la vida en el infortunado evento.

En Jiguaní, donde se llora la salida física de cinco educadores, se han decretado tres días de duelo local, según información de la emisora ​​municipal, que ha adaptado su programación en homenaje a los fallecidos y respeto a los deudos.

El mismo pesar se apodera de los vecinos del pueblo montañoso de Guisa, que han perdido a tres de sus hijos, informó CMNG Radio Sierra Maestra en un especial.

Este medio precisa que, como en toda la provincia, inmediatamente después de conocer la noticia del homicidio, las autoridades políticas y gubernamentales organizaron acciones de acompañamiento y apoyo a las familias afectadas.

En el momento de redactar este informe, Federico Hernández Hernández, Primer Secretario del PCCh en Granma, y ​​la Directora Provincial de Educación, Teresa Pérez Trinchet, ofrecieron sus condolencias a los familiares y amigos del joven fallecido, residente en el Consejo Popular. de Veguita, a Yara.

Activistas de la Unión de Jóvenes Comunistas realizan una guardia de honor a la educadora, cuyo féretro está cubierto por la insignia nacional cubana, informó desde el lugar la periodista Lorianne Urizarri Chávez, de la radio provincial Radio Bayamo.

Los nueve fallecidos de Granma se llaman Yuri Alberto Quesada Franco, Yanlis Valdés Guerra, Dayanis Rafaela Granda Valdez, Mailin Sucel Riverón Rosales y Yanitza Quesada Fuentes, todos de Jiguaní; Yasmany González Leyva, Jaiser Pérez Milan y Mairelis Ramírez Sosa, de Guisa; y Ernesto Jesús Ávila Ramírez, de Yara.

El accidente ocurrió este sábado en el kilómetro 42 de la carretera nacional perteneciente a la localidad de Güines, en la provincia de Mayabeque, cuando un autobús salió precipitadamente del puente por donde se desplazaba.

Los profesores que prestaban servicios en La Habana se trasladaron a su territorio de residencia (en este caso Granma), y tras el accidente falleció también Argelio Álvarez Ávila, residente de San Luis, en la provincia de Santiago de Cuba.