Debate en Florencia con un ramo de pendientes

De las discusiones se desprende que, de los 74 indicadores físicos de producción y servicios, Florencia no cumple con 42. Fotos: Alejandro García

Si racimo era hasta ahora un término casi exclusivo para los fabricantes de puros, la Asamblea de Equilibrio del Partido de Florencia acaba de demostrar que, en sus suelos, los “racimos de problemas” no solo van en esta dirección, aunque el tabaco siga siendo el protagonista.

La información de la Société Agricole con sede en la localidad, del Grupo TABACUBA, deja claro: de las 26 unidades que están subordinadas a este organismo, 13 están operando con pérdidas. Y aunque no todo el mundo tiene el tabaco en su actividad fundamental, el medio ambiente es, precisamente por eso, preocupante; por los ingresos que no se han recaudado y por la escasez de alimentos que esto genera (o la obligación de «importarlos» de otros municipios de Ávila).

Sin embargo, la pregunta mostraba una perogrullada que no se refería tanto a la escasez como a la falta de control. «Ou allons-nous dire qu’en 15 jours la routine de traite déficiente, la mauvaise gestion de la pâte, la mauvaise gestion génétique, la base alimentaire limitée et le manque de formation ont été résolus ?», a demandé Leandro Guillermo Pérez Leyva , un responsable. del Comité Central.

La recolección de leche (con un exceso de más de 169 mil litros) aumentó a medida que el precio era más estimulante (20,00 pesos) y sirvió de muestra para ilustrar lo que muchos daban por sentado: la leche estaba ahí y se estaba tomando otro camino. “Lo mismo pasa con otros productos, están ahí pero no se ven en los mercados estatales”, dijo Carlos Luis Garrido Pérez, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, al tiempo que instaba a los activistas a revertir esto. situación. en el campo. .

“Los precios bajan con más producción y si no producimos, no podremos contener la inflación. Por eso no podemos seguir tolerando que en este municipio haya unidades que ingresen más por los servicios que brindan que por la producción que realizan en el surco ”, afirmó.

Al respecto, Yenny Carvajal Jiménez, quien ese día fue ratificado como primer secretario del Partido en Florencia, insistió en que el activismo acompañe la contratación y sea mucho más ágil en las transformaciones. «¿Desde cuándo se ha restaurado la tierra?» Llevamos más de 10 años haciendo esto y estamos pidiendo un aumento en las producciones, y están aumentando, lo que no llega a la mesa. Por eso debemos mejorar los mecanismos de control y fomentar la producción ”, enfatizó.

El Comité Municipal del Partido en Florencia (con 37 miembros) vuelve a estar presidido por Yenny Carvajal Jiménez (centro y camiseta de cuadro)

El Comité Municipal del Partido en Florencia (con 37 miembros) vuelve a estar presidido por Yenny Carvajal Jiménez (centro y camiseta de cuadro)

Esta parece ser la ruta que sigue el tabaco. Ricardo Varona Pestana, director de Agropecuaria, nos asegura, en parte porque la empresa ha dimitido de 84 productores que han logrado rendimientos de hojas muy bajos y ahora pueden centrarse en unos 270 que en Florencia están intentando salir del estancamiento de los últimos años. Pero, sobre todo, por los precios, las inversiones, los recursos y el sistema de pago que permitieron obtener mejores resultados.

Hoy, por ejemplo, obtienen más del 16 por ciento de la capa en plantaciones cubiertas, mientras que este indicador ha caído por debajo de 5 aquí hace dos años. “Es importante porque no se trata de entregar cualquier hoja; Lo ideal es que tenga una calidad exportable y de acuerdo con las demandas y las condiciones que se generen, seamos la segunda empresa que produce la mayor cantidad de pañales en el país ”, confiesa Ricardo.

La Asamblea de Equilibrio también llamó la atención sobre la necesidad de fortalecer las estructuras partidistas y, en particular, las estructuras juveniles, porque “llama la atención que haya jóvenes de todos los ámbitos de la vida. Condiciones políticas que también son un ejemplo en su lugar de trabajo y hoy No quiero sumarme a las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas ”, dijo el titular del Comité Central, frente al bajo porcentaje. En Florencia, de cada 100 jóvenes, 20 integran esta organización, la carrera del Partido.

También coincidieron, una vez más, en la urgente necesidad de transformar la enseñanza de la historia y ganar espacio en las redes sociales para defender a la Revolución desde los espacios donde ahora libran una atroz campaña contra ella.

La importancia del trabajo comunitario integrado, en el que Florencia dio lecciones para el resto de la provincia esto también merecía un análisis, aunque durante la pandemia poco se pudo hacer en un territorio en el que el aporte territorial al desarrollo local se viola en un 54%, por ejemplo.