Industrial: desde arriba y otros retos

Esta semana en las instalaciones del mítico estadio latinoamericano, varios jugadores de la capital compitiendo por un lugar en la preselección de Industriales, se enfrentaron a la selección cubana Sub-23 que participará en varias ocasiones en los I Juegos Panamericanos Juveniles en Colombia.

Estos enfrentamientos fueron parte de una serie de cinco desafíos que la Comisión Nacional de este deporte le pidió a la gerencia azul con la intención de que los nacionales hagan un modelaje competitivo, antes de acudir al evento continental.

El mentor felino Guillermo Carmona, considerando que sus tropas apenas comenzaban los entrenamientos oficiales, tomó la sabia decisión de alinearse con figuras jóvenes, para tener más elementos a la hora de cerrar su nómina, y no forzar un esfuerzo infructuoso a la mayoría de sus jugadores establecidos, con dos meses antes del inicio de la serie nacional.

Algunos de los hinchas azules, apasionados y exigentes como ningún otro, se mostraron agitados y decepcionados al ver a los suyos derrotados en todos los juicios, y mostraron su frustración en las redes sociales. Sin embargo, la realidad es que estas paradas de preparación han sido de gran utilidad para este grupo de talentos capitalinos, que apenas tienen la oportunidad de mostrar sus herramientas ya que la campaña U23 se ha paralizado y no hay nadie en el campo. en este momento. Desarrollo de una liga paralela a nuestro campeonato principal, lo que les permite elevar su nivel de juego.

Estos duelos, más allá de motivar a estos jóvenes, les dieron la oportunidad de mostrar sus cualidades individuales, aunque todavía no estén en forma deportiva, y es muy positivo para el liderazgo del equipo que tendrá que asumir un gran reto este. temporada. y después.

Este equipo azul ha perdido a varios de sus principales jugadores por diversos motivos esta temporada. Pocos equipos lo aguantan sin derrumbarse, y por eso precisamente Carmona y el grupo de técnicos que la rodean deben ahora girar fina e inteligentemente sus piezas, de cara a los sangrientos combates que tendrán sobre el terreno de juego.

Estos mismos jóvenes que hemos podido ver estos días y otros que han regresado de sus andanzas por otras tierras se unirán a estos guerreros que han quedado en pie de guerra, con la misión de que el nombre de Industriales se siga manteniendo en el élite de nuestro campeonato nacional, algo que, sin duda, seguirá sucediendo. Nos vemos en el estadio.

Ver también:

Arriba de la preparación: la selección de Cuba sub 23 concluyó invicta ante la preselección de Industriales