La eliminación total de las armas nucleares debe ser la máxima prioridad en la esfera del desarme

image_pdfimage_print

Tomado de Sitio institucional Minrex

Señor Secretario General:

Señor Presidente:

Distinguidos delegados:

Es espantoso que, 75 años después de los ataques criminales en Hiroshima y Nagasaki, haya aproximadamente 13.400 armas nucleares, de las cuales casi 1.800 están en alerta operacional y 3.720 desplegadas (1), más de la mitad de los cuales son de Estados Unidos. Este país mantiene la mayor cantidad de estas armas listas para usar (2) y es el único en el mundo que ha lanzado dos bombas atómicas.

La comunidad internacional no puede permanecer indiferente ante una revisión de la postura nuclear de los Estados Unidos, que rebaja el umbral para el uso de tales armas, incluso en respuesta a las llamadas «amenazas estratégicas no nucleares».

Rechazamos la decisión del gobierno de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y del tratado de misiles de corto y medio alcance firmado con la ex Unión Soviética, acciones unilaterales con graves consecuencias para la estabilidad y la sociedad, la seguridad internacional.

Le instamos a renovar el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con Rusia (START).

Condenamos sus intentos de restaurar la Doctrina Monroe, en violación del derecho internacional y la proclamación de América Latina y el Caribe como zona de paz.

Señor Presidente:

La pandemia COVID-19 ha mostrado la fragilidad de un mundo donde el acceso universal a los servicios básicos de salud no está garantizado, mientras los arsenales nucleares se modernizan y amplían, bajo el pretexto de conceptos militares o doctrinas de defensa y seguridad, que continúan amenazando a la humanidad.

La eliminación total de las armas nucleares debe ser la máxima prioridad en la esfera del desarme. La energía nuclear solo debe utilizarse con fines pacíficos para el desarrollo socioeconómico de los Estados, sin discriminación.

Reiteramos nuestro llamado a ratificar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares. Cuba se enorgullece de ser el quinto Estado en ratificar este instrumento, de integrar la primera zona libre de armas nucleares en una zona densamente poblada del planeta, de pertenecer a la primera región del mundo en proclamarse Zona de Paz y ‘ser un miembro activo del Movimiento de Países No Alineados, promotor de la conmemoración del «Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares».

Como lo expresó el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: “Las bombas pueden matar al hambriento, al enfermo, al ignorante, pero no pueden matar el hambre, la enfermedad, la ignorancia. (3)«Merecemos un mundo de paz, libre de armas nucleares. Luchemos por él.

Muchas gracias.