Los ladrones de Trump afligidos por un débil sentido del ridículo

image_pdf image_print

Norelys Morales Aguilera.─ Los ladrones de la administración yanqui como resultado de usar a Maquiavelo como un arma política formidable, pero ahora tienen un colchón único en las redes sociales y corporativas. Rodeados de un aluvión de mentiras cotidianas, en las que ellos mismos creen, completan la idea del autor de El principe: la verdad es mucho más difícil de creer que la fábula. Esto hace que los funcionarios de la administración Trump pierdan el sentido del ridículo y lo hagan.

En verdad, las grandes mentiras han provocado grandes conflictos desde tiempos inmemoriales y en el pasado reciente, pero hoy las mentiras y la velocidad con la que se difunden imponen nuevas dinámicas. No importa que los mentirosos se queden sin argumentos, las mismas mentiras costosas se le están repitiendo al imperio, pero ahora se reciclan.

Cuba se ha vuelto paradigmática en modo operatorio. Desde 1959, cuando triunfó la Revolución Cubana, los ladrones y asesinos juzgados en la isla han sido presentados como víctimas y los procesos judiciales han sido descalificados. Seis décadas después, Washington se entrega a mentiras para sancionar a los cubanos y acepta sus mentiras.

Desde que Donald Trump se convirtió en presidente de los Estados Unidos, se ha formado una retórica agresiva para castigar aún más a los cubanos. Ladrones, mentirosos patológicos e incendiarios como John Bolton han propuesto la teoría de una «troika de tiranía» para atacar a Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Para lograr una conceptualización de la mentira, existen Fundaciones, ONG, Think Thank e incluso Task Forces, con sustanciosas remuneraciones y medios técnicos, capaces de encadenar las teorías más extravagantes y de contar con informantes anónimos, reales o inventados, pero también decide la experiencia de halcón que tienen estos ladrones de Trump.

Este es el caso de Mike Pompeo, quien con el cinismo más franco, en una entrevista en la Universidad Texas A&M, declaró: “Yo era el director de la CIA. Mentimos, engañamos y robamos. Incluso tuvimos cursos de formación ”.

Por tanto, no es extraño observar que entre la enorme campaña agresiva y engañosa contra Venezuela, ha pasado a primer plano Cuba, con Pompeo como uno de los malabaristas. En definitiva, el problema es que Estados Unidos amplía su ofensiva regional amenazando, sancionando a entidades cubanas e intensificando el bloqueo con la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, o Ley Garrot como decimos en Cuba.

Una idea impulsada por los halcones de la Casa Blanca es que Cuba apoya militarmente al gobierno constitucional de Nicolás Maduro en Venezuela. El 26 de enero en el Consejo de Seguridad de la ONU, Pompeo acusó a Cuba en particular: «Ningún régimen ha hecho más para mantener la condición de pesadilla del pueblo venezolano que el régimen de La Habana (…) y los matones de la seguridad e inteligencia cubanas».

El 17 de abril, el Secretario de Estado emitió un comunicado que ilustra el engaño: “La conducta de Cuba en el hemisferio occidental socava la seguridad y estabilidad en la región, lo que amenaza directamente los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. El régimen cubano ha exportado sus tácticas de intimidación, represión y violencia durante años. Lo exportaron a Venezuela en apoyo directo al ex régimen de Maduro. La seguridad del Estado cubano y los servicios de inteligencia militar mantienen a Maduro en el poder hoy ”, dijo.

Dicho esto, solo quedan Pompeo y el resto de ladrones, lo insólito: Pompeo acusa a Cuba de ser «el verdadero imperialismo en Venezuela». El Departamento de Estado dijo que Maduro «aprendió de los Castro» a aplicar las políticas «socialistas» que llevaron a Venezuela a la peor crisis de su historia, y destacó la «relación económica» entre los dos países.

“Durante años, los matones de la seguridad e inteligencia cubanos, invitados a Venezuela por el propio Maduro y su séquito, han mantenido este papel ilegítimo. Entrenaron a los secuaces de seguridad e inteligencia de Maduro en las peores prácticas de Cuba. El Ministerio del Interior cubano incluso vela por la seguridad personal del expresidente Maduro ”, declaró el titular de la diplomacia estadounidense.

El sujeto no necesita saber a ciencia cierta qué es el imperialismo. Sería pedir demasiado de ustedes entender que la ayuda de Cuba a Venezuela es solidaria y civilizada. La mayoría de los colaboradores cubanos allí son médicos, mientras Washington se esfuerza por desestabilizar el país bolivariano para invadirlo. El lema “todas las opciones están sobre la mesa” lo confirma.

No tienen pruebas y no las tendrán porque no hay fuerzas militares cubanas en Venezuela.

El 26 de abril, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla informó sobre un documento desclasificado del gobierno de Estados Unidos para sus embajadas, que expresa, como argumento a medidas adicionales de bloqueo económico, político y de comunicaciones contra Cuba, la presencia de servicios de inteligencia militar, oficiales de la inteligencia cubana. Ejército que, según el documento, tiene profundas raíces en el Estado venezolano.

Este mismo memorando del Departamento de Estado garantiza la existencia de un despliegue de fuerzas militares cubanas en la frontera venezolana con Colombia para llevar a cabo acciones de provocación.

¿Cómo pensar que Cuba amenaza los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, como dice Pompeo? Esto es ridículo, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos es más de 200 veces el de Cuba, su territorio multiplica 89 veces el de la isla, su población es 30 veces mayor, este país que tiene una cuarta parte de un millón de efectivos en 800 bases militares en 80 países y hoy ejerce como superpotencia en el planeta.

En verdad, Trump con su Pompeo, Pence, Bolton, Rubio y la mafia política de Florida, dopados por el medios de comunicación en masa y sus laboratorios de modificación de conducta, dirigidos por psicólogos especializados, además de su matonismo histórico, se conductual aquejados de ridículo, e invadidos por un poderoso sentido de frustración porque no han podido ni con la dignanidad al pueblo respoblet de Venezuela.

Tomado de

https://islamiacu.blogspot.com/2019/05/cuatreros-Trump-aquejados-de-bajo-sentido-del-ridiculo.html