Los niños deben estar protegidos frente al COVID-19

image_pdfimage_print

Tomado de Minsap

Desde el 21 de marzo de 2020 Cuba reporta el primer paciente pediátrico positivo por COVID-19 hasta el 31 de enero de 2021, el país acumula 2.882 menores diagnosticados de SARS-CoV-2, y solo en el primer mes de 1 año, la cifra ascendió a alrededor de 1.600 lactantes, lo que representa más pacientes enfermos ese mes que en todo 2020.

Además, se informó que el 49 por ciento de todos los bebés, el 40 por ciento de los cuales tienen tres meses o menos; mientras que La Habana, Guantánamo y Santiago de Cuba fueron las provincias con mayor incidencia.

Hasta el final del domingo 31 de enero, 586 casos estaban activos y el 82,8% de todos los niños y adolescentes diagnosticados estaban curados y en camino de ser incluidos en las consultas de convalecientes en Atención Primaria de Salud.

En el país no se han reportado defunciones en edad pediátrica, resultado que se debe en gran medida al robusto protocolo de acción con atención médica personalizada en función de las necesidades de cada lactante.

Los trabajadores de la salud trabajan diligentemente para prevenir lesiones secundarias asociadas con infecciones, mediante una estricta vigilancia contra las señales de advertencia y la aplicación temprana del tratamiento, ya que el objetivo es minimizar las secuelas biológicas y psicológicas.

Los expertos coinciden en que la percepción de riesgo en la población ha disminuido, a medida que se diagnostican lactantes, pacientes con comorbilidades y enfermedades crónicas positivas a la enfermedad.

La Dra. Lissette del Rosario López, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública insiste: “La infancia está diseñada para crecer en salud física y biológica y por eso todos tenemos la misión de cuidarla, tomar medidas de seguridad extremas y vivir con la certeza de que lo lograremos, pero es tarea de todo.”.

“Los niños deben crecer en un entorno seguro, la nueva normalidad pasa por buscar mecanismos, por difíciles que sean, para proteger a la infancia”.