Reconocen los avances en la implementación del Programa Nacional para el Adelanto de la Mujer

Anierka Fernández del Monte, integrante de la Secretaría Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) que participa en el ámbito de la promoción de la mujer y el cuidado de la familia, reconoció los avances logrados en poco tiempo en la implementación del Programa Nacional. para el Adelanto de la Mujer.

“Hemos visto que el funcionamiento del grupo nacional ha avanzado, pero también se han formado los grupos provinciales. Vemos cómo hemos logrado la integración laboral ”, dijo el directivo al diario Granma.

Explicó que En la etapa de regulación monetaria, entre los candidatos a la contratación (a las direcciones municipales de trabajo), 49.000 eran mujeres, lo que representa el 35%.

Hay que seguir trabajando, pero ya hay un resultado de las iniciativas locales que han surgido para solucionar este problema, dijo Fernández del Monte.

Para aligerar la carga del trabajo doméstico que les pesa, está surgiendo Espumas, un proyecto de lavatín comunitario presente en las 15 provincias del país -en colaboración con el Ministerio de Comercio Interior- en el que ya participan 93 federados.

Gracias al proyecto, las mujeres que están en casa y no pueden trabajar porque tienen un progenitor a cargo, o hijos pequeños, y la vida les ha impedido ir a trabajar, han logrado tener su propio negocio.

Representan el 34 por ciento de los autónomos que tenemos ahora; así logramos nuestra propia autonomía y habilitamos la prestación de servicios para la comunidad, dijo.

Otro paso en esta dirección es la creación de hogares infantiles (16 a la fecha, con 454 niños).

Ya tenemos la política de seguir incrementándolos, pero hay que enamorar a los directivos para que vean la utilidad que tienen, recalcó.

Además del trabajo directo en las comunidades, El Programa para la Promoción de la Mujer también se ha involucrado en capacitaciones para la creación de Comités de Género en ministerios e instituciones..

“Estos comités nos darían la oportunidad de trabajar en la estrategia de género, es decir trabajar en las desigualdades que existen”, explicó Fernández del Monte.

Insistió en que se debe seguir trabajando en la estrategia integral para lograr la prevención de la violencia de género y doméstica, pero es necesario saber qué hacer en cada caso.

“Hay otro problema: más de un millón de cubanos viven en hogares con una profesión, con un alto nivel cultural y no pueden ir a trabajar por problemas relacionados con el cuidado de los demás. El objetivo es tener una red de atención «, mencionó el miembro de la Secretaría Nacional CMF.

(Tomado de ACN)

Ver también:

Palmares Company honrada por su destreza en tiempos de pandemia