Recuperan tierras en Cienfuegos para producción de alimentos en centros educativos

image_pdfimage_print

Tomado de Perlavision

Es una respuesta al llamado del país y la necesidad de fortalecer la educación alimentaria y nutricional en las instituciones educativas. Es por ello que Miguel Morales Torranzo, administrador de organopónicos del Centro Especializado de Servicios Educativos «Tato Madruga» en Cienfuegos, le dijo a este medio que: «Me tomé la tarea de esforzarme un poco más por el bien de la población, mi familia y yo porque al sembrar más hacemos un aporte al país que lo necesita, y mi esposa y yo hemos asumido esta tarea en organopónica y hemos logrado tener varias producciones para la ‘escuela y para el pueblo’.

En el Centro Especializado de Servicios Educativos «Tato Madruga» que atiende a niños y adolescentes de cero a 18 años con trastornos del comportamiento, la producción de alimentos forma parte de la formación profesional de los estudiantes.

En este sentido, Alden Abreus González, director del Centro Especializado de Servicios Educativos “Tato Madruga” explicó que: “Hoy brindamos alimentos para nuestros alumnos, nuestros trabajadores y entregamos gran parte de las producciones a las guarderías, Hogar para niños sin protección subsidiaria y otras escuelas que se encuentran en el concejo popular de Pastorita donde se ubica la escuela ”.

Por su parte, Roquelina Benítez Cabrera, psicóloga educativa del Centro Especializado de Servicios Educativos «Tato Madruga» aclaró que: «En este momento, tomando en cuenta la situación de la pandemia en la escuela, hemos concebido que los niños con sus maestros, en En la madrugada se vinculan a la organopónica en las labores de deshierbe, riego de cultivos, siembra y recolección, manteniendo los protocolos establecidos por salud pública y el Ministerio de Educación y en la tarde otro grupo también regresa a la organopónica para realizar las tareas que necesitan. , y esto ayuda en su formación profesional, que es el objetivo fundamental del centro para aquellos niños que realmente lo necesitan, porque comen lo que son capaces de producir y es una actividad que les enseña y educa para la vida ”.

La producción de alimentos en los centros educativos fortalece los sistemas alimentarios locales, su calidad y seguridad en beneficio de la sociedad. Están aquí en «Tato Madruga», 62 camas que garantizan condimentos frescos, verduras y legumbres para más de 150 comensales.

Al respecto, Miguel Morales Torranzo, administrador del organopónico, dijo: “Estamos sembrando por etapas, ahora, por ejemplo, estamos en temporada de lechugas, estamos cultivando acelgas, pepinos y ahora llega la temporada de frijoles y así cultivar lo necesario ”.

Mientras que Alden Abreus González, director del Centro Especializado de Servicios Educativos “Tato Madruga”, aclaró que: “En organopónica hemos cultivado rábanos, zanahorias, tenemos un lecho de espinaca, otro lecho de pepino y sembramos y cosechamos condimentos, verduras y verduras. .que se utilizan en el comedor escolar y que son apreciados por alumnos y trabajadores ”.

En la provincia, el sistema educativo cuenta con más de 85 hectáreas de terreno destinadas a la siembra de carne, hortalizas y cereales, ganadería y reforestación, además de que en otras 27 escuelas existen pequeñas áreas y patios para el cultivo de condimentos. y verduras de ciclo corto, nutrientes esenciales en la dieta diaria de los estudiantes.

Una estrategia que reduce las importaciones, ahorra el presupuesto estatal y dona a otras instituciones necesitadas.