Una nueva página en la historia de la comunidad sorda

El Departamento de Lengua de Señas Cubana (LSC) inaugurado oficialmente este viernes como parte de las actividades del 50 aniversario de la Facultad de Lenguas Extranjeras (FLEX) de la Universidad de La Habana, es un evento inédito, que seguramente marcará nuevos hitos académicos.

Es un espacio de gran importancia en el desarrollo del programa de educación superior de ciclo corto en Interpretación LSC, que se imparte por primera vez, que tiene como objetivo formar un profesional capaz de utilizar la LSC y la lengua española para el ‘ejercicio de su trabaja.

Según el presidente de la Asociación Nacional de Sordos de Cuba (ANSOC), Alejandro Marzo, esta apertura abre una nueva página en la historia de la comunidad sorda cubana y constituye un paso adelante y oportunidades para este grupo humano, que ahora se encuentra en proceso de legalización de la LSC, su lenguaje natural.

f0033565
Foto: Cortesía de FLEX

«No es casualidad que el departamento se inauguró el 3 de diciembre, día internacional de las personas con discapacidad», dijo Marzo, quien quiso decir que todos juntos -un claustro de docentes, estudiantes y directivos de la asociación- podrán ir mucho además, para lograr la plena inclusión en la sociedad.
Es cierto que esta es una posible realidad, cuando la decana de FLEX, Maestra en Ciencias Elisa Cabrera Domecd, hace oír su voz, quien aseguró que no faltará la dedicación necesaria para que sus alumnos se capaciten con las habilidades requeridas y puedan. actuar como mediadores de comunicación para las personas con discapacidad auditiva.

Los decanos fueron calificados de privilegiados por el hecho de que, precisamente el año en que el centro cumplió sus cinco décadas, la docencia de la LSC se insertó en sus aulas, y destacaron el seguimiento que seguirán ofreciendo para que después de los estudios de pregrado continuar con estudios de posgrado, con el fin de garantizar la docencia de otras generaciones.

En la actualidad, FLEX tiene ocho estudiantes en la Universidad Técnica Superior (TSU). Todo el mundo está desbordado de ilusión por ver todo lo que han aprendido desde el inicio del curso: lo hicieron por primera vez de forma remota durante el mes de septiembre, y presencialmente a partir del 1 de noviembre.
Daniela Rosa Jáuregui Delgado, de 19 años, habla en nombre de sus compañeros, la calidad de los docentes, el esfuerzo que ponen en el aula y el importante papel que tendrán en la sociedad al finalizar sus estudios.

La vicedecana de FLEX, doctora en ciencias Marianela Garau Cordovés, subrayó que la obtención del diploma de intérprete de la LSC equivale a formar uno en lengua oral y que para ello, este espacio académico cuenta con un cuerpo docente de prestigio integrado por los propios profesores de la facultad y la Centro Nacional para la Superación y Desarrollo de las Personas Sordas (CENDSOR), así como especialistas de ANSOC.

A juicio del también presidente de la Comisión Nacional del Programa de Educación Superior de Ciclo Corto en Interpretación de LSC, este técnico universitario les impone, como profesorado, el desafío de asumir una docencia con actualizaciones en cada una de las áreas que escuchan trabajar. sobre.

“Se trata de cursos diseñados como nunca antes, basados ​​en la introducción de estudios de investigación sobre la lengua y la comunidad sorda, y en diseños que destacan internacionalmente para la enseñanza de segundas lenguas.

“Es un gran paso desde el punto de vista académico y metodológico para que podamos trabajar y ser un referente para el resto del país; Asimismo, la enseñanza de la interpretación se diseñó con base en el método interpretativo utilizado por los lenguajes orales ”, dijo Garau.

Ver también:

FLEX celebra su 50 aniversario